Síndrome febril prolongado: un desafío para el infectólogo pediatra

AUTOR: Fernando Jimenez Guaicha 


CITA: Sandoval C, Pinochet C, Peña A, Rabello M, Prado A y Vivian T. Síndrome febril prolongado: un desafío para el infectólogo pediatra. Revista Chilena Infectol 2014; 31 (1): 87-91.


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción: En pediatría los meta-análisis y las revisiones más recientes se refieren a SFP o fiebre de origen desconocido (FOD) como aquel episodio febril de al menos 7-10 días de duración en el cual a pesar del estudio inicial, incluidos anamnesis, examen físico completo y exámenes de laboratorio básicos, no se ha llegado a un diagnóstico definitivo.

Metodología: Estudio descriptivo, prospectivo, de pacientes con edades entre 6 semanas y 14 años 11 meses, evaluados en la unidad ambulatoria de infectología de la SDMN del CASR entre enero de 2007 y diciembre de 2012, con diagnóstico de SFP. Se definió SFP como: fiebre ≥ 7 días en niños entre 6 semanas y 4 años y ≥ 10 días en niños > 4 años, sin diagnóstico clínico ni de laboratorio previo al momento de su inclusión. Se excluyeron pacientes con el antecedente de: inmunodeficiencias, neoplasias, patología reumatológica e historia de síndromes febriles periódicos. Según fuesen la evolución clínica y la sospecha diagnóstica, se realizaron estudios y controles seriados hasta llegar a un diagnóstico definitivo y/o la resolución total de la fiebre, normalización de los exámenes y mejoría del paciente.

Resultado: Se obtuvo diagnóstico etiológico en 67,9%, las causas fueron: infecciones (88,4%), neoplasias (4,8%), reumatológicas (4,8%) y enfermedad de Kawasaki (2,8%). Las causas infecciosas más importantes fueron: fiebres entéricas (tifoidea y paratifoidea) (18,4%), infección del tracto urinario (11,9%), enfermedades por Bartonella henselae y adenovirus (8,7%) cada uno y virus de Epstein Barr (7,6%). El 98% de los pacientes tuvo resolución completa, 60,7% no requirió hospitalización y no se registraron decesos.

Discusión – Conclusión:En la casuística de este estudio, la causa infecciosa más frecuente fue la infección sistémica por Salmonella spp, seguida de ITU, bartonelosis y enfermedades causadas por ADV y VEB. Cabe destacar que la fiebre entérica, a pesar de haberse presentado en bajo porcentaje en el estudio publicado el año 2007, vuelve a adquirir relevancia en éste, delatando el patrón característico de esta enfermedad, es decir, su presentación oscilante a través del tiempo. No hubo diferencias del porcentaje de patología infecciosa entre los niños bajo dos años versus el grupo etáreo ≥ dos años, a diferencia de otras series.

Comentarios:

Evidencia actual sobre el problema del estudio

  • Ruiz J, Durán I et al (2018).-En una revisión sistemática que comprende 1.638 niños, las infecciones causaron el 51% (59% fueron infecciones bacterianas) de todos los casos de FOD2. En los países desarrollados, las infecciones bacterianas más frecuentes fueron: la bartonelosis (enfermedad por arañazo de gato), la osteomielitis y la tuberculosis, mientras que en los países en vías de desarrollo, las infecciones bacterianas más frecuentes fueron: la brucelosis, la tuberculosis y la fiebre tifoidea. Las infecciones urinarias fueron frecuentes en ambos tipos de países.
  • Calvo C. et al (2018).- Lo más habitual en niños es que la FOD sea manifestación rara de una enfermedad común, más que una manifestación común de una enfermedad rara. Hasta en un 10-25% de los casos no se llega a establecer la causa, siendo curiosamente este grupo el de mejor pronóstico.

Principales problemas relacionados al estudio

En 49 pacientes no fue posible determinar una etiología; sin embargo, en 98% de ellos hubo una resolución completa del cuadro y en tres pacientes no hubo posibilidad de certificar la resolución clínica del SFP ya que no acudieron a control.

Análisis final y conclusiones       

La fiebre entérica persiste como causa principal; sin embargo, se evidencia una situación epidemiológica oscilante en el tiempo justificando la necesidad de contar con estadísticas locales a lo largo de los años para mejorar el enfoque diagnóstico y terapéutico.

PUEDE DESCARGAR EL ARTICULO AQUÍ: SANDOVAL C.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.