SOPLO CARDÍACO EN MENORES DE 2 AÑOS: BUSCANDO UNA ESTRATEGIA DE DERIVACIÓN EFICIENTE Y SEGURA

AUTORA: Liliana Tavares 


CITA: Rodríguez G., et al. Soplo cardíaco en menores de 2 años: buscando una estrategia de derivación eficiente y segura. Anales de Pediatría. 2019. DOI: 10.1016/j.anpedi.2018.01.007


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

  • Introducción: El soplo es el motivo de derivación más frecuente desde pediatría de atención primaria (PAP) a cardiología pediátrica (CP). Se trata de un hallazgo exploratorio común que puede ser el signo guía para el diagnóstico de cardiopatías congénitas (CC). La ecocardiografía transtorácica (ETT) es el método diagnóstico de elección para CC. Es una técnica segura, accesible, rápidamente interpretable y con gran precisión diagnóstica en manos expertas. La Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) recomienda derivar para ETT a todo menor de 2 años aunque esté asintomático y el soplo parezca inocente.
  • Métodos: Estudio de casos y controles en menores de 2 años derivados por pediatría de atención primaria a cardiología pediátrica por soplo durante 4 años. Mediante análisis multivariante se determinó un modelo predictivo de CC.
  • Resultados: Se incluyeron 688 pacientes con 129 casos (19%) de CC, la edad menor a 3 meses y cumplimiento de Criterios de Uso Apropiado (CUA) fueron predictores de CC. La presencia de infección concurrente disminuyeron el riesgo de CC. La estrategia de derivación que incluía estos criterios presentó una sensibilidad 98%, especificidad 39%, VPP 27% y VPN 99%. Dejaría de diagnosticar un 2% de CC (leves) y reduciría un 32% el número de ETT realizadas respecto a la estrategia actual.
  • Discusión-conclusión: La derivación por pediatría de atención primaria para ETT de niños que sean menores de 3 meses, cumplan CUA, no presenten infección concurrente, o no tengan SP, constituye una estrategia eficiente y segura para el manejo de soplo en menores de 2 años.

 Comentarios

  • Evidencia actual sobre el problema del estudio
    • Faerron A. (2005) realizo un estudio sobre el abordaje clínico de soplos cardiacos en la población pediátrica, donde concluyo que prácticamente todos los niños sanos van a presentar un soplo inocente en algún momento del periodo de crecimiento. A pesar de esto, el médico debe realizar una evaluación completa del sistema cardiovascular al lactante o niño con soplo, incluyendo historia familiar, historia perinatal, tolerancia al ejercicio, patrón de alimentación y de crecimiento, dolor precordial o síncope, principalmente asociado con el ejercicio. Si el médico no está seguro de que el soplo es inocente, el niño debe ser referido al cardiólogo pediatra.
    • Flores T., et al (2012) en su estudio sobre soplos cardíacos en edad pediátrica concluyeron que los soplos cardíacos pueden presentarse hasta en 90% de los niños y a pesar de ser en su mayoría “normales” pueden generar mucha ansiedad a sus familiares. El 1% de los casos son debidos a cardiopatías situación en cuyo caso existe una clara diferencia entre un soplo patológico y uno inocente; una historia clínica bien realizada y una exploración física cuidadosa permitirán realizar un diagnóstico y enviar oportunamente al niño con el especialista, o bien tranquilizar al paciente y a sus familiares sobre el significado del soplo. Además, se evitan muchos estudios innecesarios.
  • Principales problemas relacionados al estudio
    • El principal problema implicaría la experiencia del examinador. Con el avance en la tecnología el médico ha ido perdiendo habilidades clínicas; sin embargo también han surgido  medios electrónicos que facilitan el aprendizaje y el diagnostico.
  • Análisis final y conclusiones
    • Un análisis adecuado de los antecedentes clínicos y una exploración física completa, permiten diferenciar entre un soplo inocente y uno orgánico. Existen datos clínicos que implican cardiopatía y por tanto obligan a enviar a los pacientes con el especialista en cardiología lo más pronto posible.
    • Un soplo “normal” no requiere seguimiento ni tratamiento. Un soplo con causa orgánica sí requiere tratamiento y seguimiento, que dependen de la causa y de las complicaciones asociadas

      PUEDE DESCARGAR LOS ARCHIVOS EN:   rodríguez

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.