Terapia combinada frene a la encefalopatía hipóxico –isquémica neonatal

AUTORA: Luz María Santiago Pérez


CITA: Cánovas M. , Alconada D., Terapia combinada frente a la encefalopatía hipóxica- isquémica neonatal. Anales de Padiatría . 2016(91)1 pp: 59 el- 59 e 7.  doi:   j.anpedi.2019.04.007


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

La encefalopatía hipóxico-isquémica neonatal como consecuencia de la falta de oxígeno en el cerebro del recién nacido aparece asociada a secuelas neurológicas severas como la parálisis cerebral, pudiendo incluso desencadenar la muerte del recién nacido asfíctico. Actualmente, la hipotermia es la única terapia empleada en las unidades de cuidados intensivos neonatales, gracias, principalmente, a su capacidad para disminuir la acumulación de aminoácidos excitatorios y a su efecto antioxidante, antiinflamatorio y antiapoptótico. Sin embargo, la hipotermia no presenta beneficio clínico significativo en aproximadamente la mitad de los casos, haciéndose necesario encontrar u optimizar una terapia eficaz que disminuya las secuelas neurológicas derivadas de la asfixia perinatal, mediante su aplicación en solitario o en combinación con la hipotermia.

Dentro de estas terapias con potencial terapéutico demostrado destacan la melatonina, el alopurinol y la eritropoyetina, con ensayos clínicos en marcha, y otras como las células madre, la N-acetilcisteína o los gases nobles, con trabajos preclínicos publicados. La melatonina desarrolla un notable efecto antioxidante y antiinflamatorio, actuando como secuestrador de radicales libres y regulando diversos mediadores proinflamatorios. Por su parte, el alopurinol ejerce una potente función antioxidante mediante la inhibición de la enzima xantina oxidasa. La eritropoyetina, en cambio, tiene su principal diana terapéutica en la muerte celular y en la estimulación de la neurogénesis.

Teniendo en consideración las diferentes dianas y estrategias terapéuticas, el futuro del tratamiento de la encefalopatía hipóxico-isquémica podría hallarse en la combinación de uno o varios de estos tratamientos junto con la hipotermia terapéutica.

La encefalopatía hipóxico-isquémica neonatal como consecuencia de la falta de oxígeno en el cerebro del recién nacido aparece asociada a secuelas neurológicas severas como la parálisis cerebral, pudiendo incluso desencadenar la muerte del recién nacido asfíctico. Actualmente, la hipotermia es la única terapia empleada en las unidades de cuidados intensivos neonatales, gracias, principalmente, a su capacidad para disminuir la acumulación de aminoácidos excitatorios y a su efecto antioxidante, antiinflamatorio y antiapoptótico. Sin embargo, la hipotermia no presenta beneficio clínico significativo en aproximadamente la mitad de los casos, haciéndose necesario encontrar u optimizar una terapia eficaz que disminuya las secuelas neurológicas derivadas de la asfixia perinatal, mediante su aplicación en solitario o en combinación con la hipotermia.

METODOS:

Dentro de estas terapias con potencial terapéutico demostrado destacan la melatonina, el alopurinol y la eritropoyetina, con ensayos clínicos en marcha, y otras como las células madre, la N-acetilcisteína o los gases nobles, con trabajos preclínicos publicados. La melatonina desarrolla un notable efecto antioxidante y antiinflamatorio, actuando como secuestrador de radicales libres y regulando diversos mediadores pros inflamatorios. Por su parte, el alopurinol ejerce una potente función antioxidante mediante la inhibición de la enzima xantina oxidasa. La eritropoyetina, en cambio, tiene su principal diana terapéutica en la muerte celular y en la estimulación de la neurogénesis.

RESULTADOS:

Este conocimiento de la fisiopatología ha permitido describir potenciales dianas terapéuticas con el objetivo de reducir el daño cerebral derivado de la asfixia, con el consiguiente desarrollo de numerosas estrategias terapéuticas. Algunos de estos tratamientos, actualmente en ensayo, buscan actuar de forma sinérgica con la hipotermia terapéutica, la única terapia frente a la EHI que se ha incorporado a las unidades de cuidados intensivos neonatales.

CONCLUSIONES:

La encefalopatía hipóxico-isquémica es un problema de salud considerado como una lesión que se origina en el nacimiento originada por la privación de oxígeno y muy poco fluido de sangre en el cerebro del neonato, esto se origina  durante la etapa de nacimiento.

La participación del personal de salud desempeña un papel importante, durante el pre, durante y posterior al parto o nacimiento del neonato, ya que es importante detectar problemas que puedan presentarse durante el trabajo de parto y parto, y que compliquen la vida del recién nacido.

Durante la etapa del nacimiento pueden  presentarse complicaciones tal como: dificultad respiratoria donde  existe carencia de oxígeno en el cerebro del recién nacido, durante esta etapa el cerebro del recién nacido  es muy vulnerable y por lo tanto comenzaran a romperse algunas células y estas liberaran ácido láctico  y otros componentes, dañando así la función normal de la célula.

Estos problemas que se presentan en el neonato, requiere de cuidados especiales, atención integral, basada en evidencia científica, ya que pueden presentarse más problemas asociados, por lo que es importante evitar la hipotermia, ya que si el cerebro o cuerpo del neonato se enfría  presentara daños importantes, sin embargo al estabilizar las células del cerebro  se previene o limita el edema.

Todos los recién nacidos que han cursado con problemas de encefalopatía  hipóxico –isquémica depende del grado en que se ven afectados, ya que en ocasiones puede presentarse parálisis cerebral, por lo tanto el apoyo de sus cuidadores y personal de salud es fundamental para reintegrarlo a la sociedad y la familia.

PUEDE DESCARGAR LOS ARCHIVOS EN: CÁNOVAS

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.