TRANSPORTE NEONATAL EN EL ENTORNO DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO

Autora: Ana Jaqueline Guevara Pereira


Niermeyer, S.  Domek, G. Organización Panamericana de la Salud. Centro Latinoamericano de Perinatología, Salud de la Mujer y Reproductiva. Montevideo: CLAP/SMR, oct. 2016. (Publicación Científica, 1605). ISBN: 978927531918. Publicado el 27 de Octubre de 2016


Resumen

Antecedentes

Reducir la mortalidad es fundamental para alcanzar las metas mundiales de supervivencia infantil en los próximos decenios. Los esfuerzos para prevenir las principales causas de mortalidad neonatal (prematuridad, asfixia, infecciones graves, anomalías congénitas) deben complementarse con el desarrollo de sistemas para atender a los recién nacidos enfermos; entre ellos, el transporte neonatal seguro.

Objetivos

En esta revisión sistemática se identifican y analizan los datos científicos disponibles sobre transporte neonatal en los países en desarrollo, con el fin de resaltar las conclusiones importantes y lagunas de conocimiento a modo de preparación para elaborar directrices clínicas y herramientas prácticas destinadas a apoyar el transporte neonatal seguro.

Métodos:

La estrategia de búsqueda electrónica incluyó términos relacionados con el transporte, el acceso y la derivación de los recién nacidos.  Las bases de datos utilizadas fueron Medline, Embase, CINAHL, Web of Sience, Biblioteca Cochrane, LILACS, SciELO e Index Medicus Africano. Los estudios considerados aptos fueron de diseño prospectivo aleatorizado, cuasialeatorizados o no aleatorizados con un grupo comparativo. Se incluyeron estudios transversales, de series de casos, de casos y testigos o de cohortes con desenlaces modificables identificados siempre y cuando se hubieran definido en ellos grupos de comparación o una comparación con normas o directrices establecidas. La revisión se centra en el transporte de los recién nacidos hasta los 28 días de edad desde la comunidad o un establecimiento de atención primaria hacia un centro con atención neonatal especializada, así como el traslado de pacientes entre dos centros de atención neonatal especializada y el traslado de pacientes dentro de un mismo centro, desde o hacia una unidad de atención neonatal especializada. En los distintos artículos se evaluó la solidez del diseño de estudio, el sesgo de selección, el control de los factores de confusión y los métodos de recopilación de datos.

Resultados

Cuarenta estudios cumplieron los criterios de inclusión. No se encontró ningún ensayo controlado aleatorizado, y sólo cinco estudios cuasiexperimentales de tipo antes – después; la mayoría de estudios fueron de calidad débil o moderada. En catorce estudios se evaluó la estabilidad fisiológica durante el transporte y se identificaron los factores de riesgo potencialmente modificables asociados al deterioro clínico y la mortalidad o los desenlaces diferenciales entre recién nacidos dentro del centro especializado y fuera de él (esto es, transportados). En seis estudios se comparó la gestión del transporte neonatal con normas de desempeño o directrices regionales formales. En seis estudios se examinó el efecto de la capacitación y composición del equipo sobre las variables de conocimientos y destrezas, los indicadores fisiológicos de estabilidad y la mortalidad. En tres estudios se comunicaron datos sobre el equipamiento (sistemas de transporte o incubadoras). En once estudios se tuvo en cuenta la importancia del transporte neonatal para brindar acceso al sistema de salud.

Conclusiones e implicaciones

Los datos disponibles respaldaron la necesidad de establecer servicios de transporte neonatal para brindar acceso equitativo y generalizado a los recién nacidos durante el primer mes de vida a la atención sanitaria de alta calidad. El desenlace de los recién nacidos transportados puede mejorarse fácilmente centrándose en las cuestiones de estabilidad fisiológica básica. La capacitación específica en evaluación y manejo de los pacientes puede mejorar el desenlace, pero debe ir acompañada de los cambios requeridos en los sistemas, incluidos equipamiento, normas y supervisión adecuados.

Evidencia actual

Sara de la Mata y colaboradores, en su artículo publicado en Medicina Intensiva en 2017, Transporte pediátrico y neonatal en España, Portugal y Latinoamérica manifiesta: concluimos que existe una gran variabilidad en la organización del transporte pediátrico en cada país y región de la península Ibérica y Latinoamérica. En la mayoría no existe un sistema unificado y específico de transporte pediátrico, con un personal cualificado y formado ni con material de traslado específico. En general, en la península ibérica el transporte está con mayor frecuencia unificado, hay más equipos de transporte específicos pediátricos y neonatales, estos reciben una mayor formación específica en transporte y cuentan con más medios materiales que en Latinoamérica. 

Nuestros datos pueden servir de base para realizar estudios prospectivos y recomendaciones de organización del sistema de transporte a nivel nacional e internacional. Es responsabilidad de los poderes gubernamentales el diseño y organización de un sistema unificado de transporte pediátrico que incluya material de traslado, personal específico en transporte pediátrico y un programa de formación bien estructurado.

Romey Camué Luis y colaboradores, en su estudio Evaluación de los resultados del traslado del recién nacido con tratamiento quirúrgico, realizado en Cuba y publicado en 2015, concluye  que los resultados del traslado fueron evaluados aceptables, aunque el traslado dañino y deficiente influyó en la mortalidad en las primeras 48 horas.

Luis Alexander Lovera Montilla, en su investigación: Calidad del transporte neonatal en el Valle del Cauca: un reto para la salud, publicado en el 2014, concluye que las instituciones de salud que ofrecen transporte neonatal deben garantizar que todos los neonatos que requieran el servicio lo obtengan en condiciones de calidad y equidad, que minimicen los factores de riesgo y posibiliten la  supervivencia en las instituciones receptoras.

Alonso Villarroel Yaiza, en su estudio publicado en el 2017, concluye que el éxito del transporte no depende exclusivamente de su rapidez, sino de la existencia de un dispositivo organizado, un material adecuado y  un equipo neonatal especializado y habituado a las características del enfermo. Tras el análisis de los artículos, observamos un aumento del número de traslados a lo largo de los años, aunque las patologías que los originan son similares. España en comparación con Latinoamérica, es uno de los países con más implicaciones en el transporte neonatal

Análisis final y conclusiones

El transporte de neonatos  y niños es una necesidad evidente en la mayoría de hospitales de segundo y primer nivel de complejidad, el hecho de que la movilización sea realizada en condiciones óptimas garantiza el desenlace  en relación a la superación de la patología y supervivencia, sin embargo de ello, la mayoría de países no cuentan con directrices ni guías de práctica clínica que normen el traslado de los pacientes, por tanto es una necesidad urgente que se tome conciencia de la importancia de capacitar a los profesionales de la salud en transporte de pacientes recién nacidos y niños críticamente enfermos, en la provisión del equipamiento requerido y dotación de insumos y fármacos necesarios ya que ello incide directamente en la calidad de atención ofertada. Llama la atención que la deficiencia en esta área sea un denominador común en la mayoría de países de la región y es llamativo además que la mayoría de estudios sean realizados por personal de enfermería. 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.