Tratamiento de la retinopatía del prematuro en una unidad neonatal: Enfoque actual

CITA: Parappil H. et, al. Management of Retinopathy of Prematurity in a Neonatal Unit:Current Approach. 2019 (31). 


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

La retinopatía del prematuro (RP) es una morbilidad cegadora que afecta a los recién nacidos prematuros. Actualmente representa la principal causa prevenible de ceguera infantil en todo el mundo. La mayoría de los datos indican una incidencia creciente de la enfermedad ROP tanto en los países industrializados como en el mundo en desarrollo. No hay síntomas de RP ni un comportamiento visual específico en un bebé prematuro puede ser motivo de preocupación para la RP. Por lo tanto, una revisión efectiva es esencial para el diagnóstico oportuno de la ROP. Las pruebas disponibles indican que la mayoría de los recién nacidos prematuros que quedan ciegos a causa de la RP lo hacen debido al fracaso del cribado. El cribaje (screening) oportuno de los recién nacidos prematuros en riesgo es tan importante como el tratamiento temprano en el tratamiento de la RP. El protocolo de detección en cada unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) debe basarse en la evidencia y en las preferencias de los neonatólogos, oftalmólogos y enfermeras de la UCIN. Todos los bebés en riesgo deben ser identificados y recibir exámenes adecuados de la retina dilatada en los momentos apropiados. Es necesario que los pediatras y oftalmólogos implementen en cada NICU pautas apropiadas de detección y seguimiento, así como protocolos de tratamiento oportunos, para reducir la ceguera relacionada con la ROP en la comunidad. Los objetivos finales del tratamiento de la RP son la prevención del desprendimiento de retina o cicatrización y la optimización del resultado visual. El tratamiento estándar consiste en la ablación de la retina avascular periférica, preferiblemente mediante fotocoagulación indirecta con láser retiniano, cuando la ROP progresa a una etapa que requiere intervención, ya que se sabe que los factores de crecimiento endotelial vascular (VEGF, por sus siglas en inglés) desempeñan un papel importante en la patogénesis de la ROP y en su progresión, y se ha comprobado que la inyección intravenosa de fármacos antiVEGF es eficaz para detener el proceso de la enfermedad ROP. Esta nueva opción farmacoterapéutica emergente tiene el potencial de mejorar los resultados del tratamiento.

El artículo original lo puedes descargar en: PARAPPIL

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.