VENTILACIÓN MECÁNICA EN RECIÉN NACIDOS MENORES DE 1 500 g, RESULTADOS SEGÚN MODOS DE VENTILACIÓN.

AUTOR: LUIS MANUEL PÉREZ VILLAGRANA


CITA: Morilla G.  et, al. VENTILACIÓN MECÁNICA EN RECIÉN NACIDOS MENORES DE 1 500 g, RESULTADOS SEGÚN MODOS DE VENTILACIÓN. Revista Cubana de Pediatría 2013, 85, (1).


Recuerda registrarte en el diplomado de Cuidados Intensivos Neonatales haciendo click aquí: DIPLOMADO UCIN

En el diplomado de Ventilación mecánica en: DIPLOMADO VENTILACIÓN MECÁNICA

Y en el diplomado de Infectología Pediátrica en: DIPLOMADO EN INFECTOLOGÍA PEDIÁTRICA-2019


RESUMEN

Introducción: Debido al riesgo de barotrauma con la ventilación mecánica, se ha buscado cuál de los diferentes modos ventilatorios existentes es el que puede tener menos riesgo de daño pulmonar, así como el menor tiempo posible en la necesidad de la ventilación mecánica. Cobra especial importancia en neonatos de alto riesgo como los de muy bajo peso y extremadamente bajo al nacer, debido las complicaciones observada a corto y largo plazo en este tipo de pacientes. Ya se han realizado en Cuba otros estudios similares, pero en pacientes de todas las edades gestacionales, pero se desconocen los resultados para este tipo de pacientes en específico.

Método:Es estudio transversal retrospectivo, que incluyeron todos los recién nacidos vivos con peso al nacer < 1 500 g y edad gestacional < 37 semanas, que hubieran recibido alguna modalidad de ventilación mecánica invasiva en el Hospital Ginecoobstétrico Docente Provincial de Matanzas “Dr. Julio Rafael Alfonso Medina”, en el período comprendido desde el 1º de enero de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2014. La mayoría de los pacientes usaron ventiladores de la marca de Babyllog y otros Sechrist.

Los grupos estudiados fueron, dentro de la ventilación mecánica convencional:

  1. a) Ventilación mecánica mandatoria intermitente sincronizada sola, b) Ventilación mecánica controlada o mandatoria intermitente + mandatoria intermitente sincronizada, c) Ventilación mecánica controlada sola y otro grupo que requirió de Ventilación de alta frecuencia oscilatoria. Mas tres grupos de variables: a) Antecedentes pre-perinatales, b) Motivos de inicio de la ventilación mecánica y c) resultados neonatales.

Resultados:la mayoría recibió tratamiento con surfactante exógeno endotraqueal y su supervivencia al egreso hospitalario fue de aproximadamente 76 %. Algo más de la mitad requirió ventilación por más de 72 horas, y entre sus complicaciones asociadas, se destacan, en orden decreciente de frecuencia, la presencia de ductus arterioso persistente, atelectasias, ventilación prolongada y hemorragias peri-intraventriculares grados 3-4. En los pacientes que recibieron ventilación mecánica convencional la supervivencia fue mayor en los que recibieron ventilación mecánica controlada o mandatoria intermitente + mandatoria intermitente sincronizada. Este grupo de pacientes fue el que requirió del empleo de surfactante exógeno en mayor proporción, y fue el que presentó una mayor frecuencia de ductus arterioso persistente y de atelectasias, así como de ventilación prolongada. Los pacientes en los que se empleó la ventilación sincronizada, el grupo que recibió ventilación mecánica controlada presentó con mayor frecuencia neumonía asociada a la ventilación, escapes de aire y hemorragia pulmonar; y la más baja supervivencia.

La evaluación de la ventilación mecánica convencional contra la VAFO de rescate, en la primera se observó una mayor supervivencia, menor frecuencia de neumotórax y menor necesidad de dosis repetidas de surfactante, lo cual fue significativo. El riesgo de muerte fue 10 veces mayor en la ventilación mecánica controlada y 4 veces mayor en la ventilación de alta frecuencia oscilatoria, al comparar cada una de ellas con la ventilación mecánica controlada o mandatoria intermitente + mandatoria intermitente sincronizada, hallazgo que resultó estadísticamente significativo.

Discusión-Conclusión:La estrategia de ventilación más frecuentemente encontrada fue ventilación mecánica controlada o mandatoria intermitente + andatoria intermitente sincronizada. Los recién nacidos < 1 500 g que requirieron ventilación mecánica invasiva continua constituyeron el 40 % del total de 232 nacidos vivos de este grupo de peso en el período estudiado en la provincia de Matanzas. La ventilación mecánica controlada se emplea en aquellos más severamente enfermos o con un esfuerzo respiratorio insuficiente y la VAFO solo como tratamiento de rescate.

Comentario del alumno:En los hospitales suele ser común la programación inicial del ventilador y el uso cotidiano de algún tipo de ventilación de forma rutinaria, por lo que es importante verificar de forma continua la modalidad más benéfica para el momento en el que esta transcurriendo la patología específica del neonato; más aún con este grupo de pacientes de mayor riesgo debido a su tamaño, por el peso y edad gestacional que representan, evitando así el riesgo mayor de presentar alguna complicación a corto o largo plazo, de las cuales es común que ya no queden plasmadas en el seguimiento del bebé.

 

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.