Ventilación mecánica en recién nacidos menores de 1 500 gramos, resultados según modos de ventilación.

Autora: Edith Guadalupe García Zuñiga.


Robaina Castellanos Gerardo Rogelio, Riesgo Rodríguez Solangel de la Caridad, López del Huerto María Alicia. Ventilación mecánica en recién nacidos menores de 1 500 gramos, resultados según modos de ventilación. Rev Cubana Pediatr  [Internet]. 2017  Sep [citado  2019  Mar  13] ;  89( 3 ). Disponible en: http://scieloprueba.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312017000300008&lng=es


Introducción: La ventilación mecánica convencional aún constituye el tratamiento primario de la insuficiencia respiratoria en el recién nacido, dentro de ella, la ventilación mecánica con presión positiva continúa siendo el enfoque más común, a pesar de la introducción de nuevas estrategias como la oxigenación de membrana extracorpórea, el óxido nítrico inhalado, la ventilación de alta frecuencia, la ventilación líquida parcial y la ventilación dirigida por volumen.

Los equipos de ventilación mecánica tradicionales, ciclados por tiempo y limitados por presión, implican un mayor riesgo de baro trauma, el cual se ha asociado al daño pulmonar inducido por el ventilador, aunque el volutrauma parece ser también un elemento importante en su etiología y patogenia. Hoy en día se ha generalizado el empleo de modos sincronizados de ventilación, que incluyen la ventilación asistida/controlada, la ventilación mandatoria intermitente sincronizada, y la ventilación con soporte de presión y volumen garantizado.1-3

Métodos: Se realizó un estudio transversal retrospectivo, en el que se incluyeron todos los recién nacidos vivos con peso al nacer < 1 500 g y edad gestacional < 37 semanas, que hubieran recibido alguna modalidad de ventilación mecánica invasiva en el Hospital Gineco-obstétrico Docente Provincial de Matanzas “Dr. Julio Rafael Alfonso Medina”, en el período comprendido desde el 1º de enero de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2014. Esta institución es el centro de referencia para la atención a recién nacidos < 1 500 g en la provincia de Matanzas, Cuba. En ella, en el período estudiado, recibieron ventilación mecánica invasiva 92 recién nacidos con peso al nacer < 1 500 g, de los cuales 87 conformaron la muestra de este estudio. Se excluyeron 5 casos, por presentar datos incompletos en sus historias clínicas.

Resultados: De los paciente estudiados 71 % recibió ventilación mecánica sincronizada, 10 % controlada y 19 % ventilación de alta frecuencia oscilatoria de rescate. Al comparar la ventilación mecánica convencional con la ventilación de alta frecuencia oscilatoria de rescate, en la primera se observó una mayor supervivencia (80,3 vs.56,3 %), menor frecuencia de neumotórax (4,2 vs. 31,3 %) y menor necesidad de dosis repetidas de surfactante (36,6 vs. 68,8 %), todo lo cual fue significativo (p< 0,05). Los pacientes que requirieron ambos modos de ventilación, controlada y mandatoria intermitente sincronizada, presentaron mayor supervivencia (90,9 %).  

Discusión: En este estudio, la proporción de recién nacidos < 1 500 g ventilados con VAFO fue superior al 4 % encontrado en el estudio multicéntrico de la red Vermont-Oxford, durante los años 90 del pasado siglo, y similar al 20 % reportado por Soll en años más recientes.7,13

Un estudio en Cuba muestra diferencias, respecto a este, en cuanto a empleo de esteroides antenatales, nacimiento por cesárea, incidencia de síndrome de dificultad respiratoria neonatal y supervivencia, con frecuencias respectivas de 40, 52, 60 y 72,5 %.14 La frecuencia más baja de síndrome de dificultad respiratoria neonatal y mayor índice de supervivencia en el presente estudio, constituye un elemento a favor de los beneficios reportados del uso de esteroides antenatales.15

Conclusión: la descripción de los resultados a corto plazo, según modos de ventilación en recién nacidos pretérminos < 1 500 g ventilados, permite establecer un marco de referencia para la evaluación de la ventilación mecánica, aunque las diferencias encontradas no dependan solamente de ese factor.

Comentario :

En este estudio se muestran como la ventilación mecánica convencional es la mejor opción en neonatos de bajo peso, donde la necesidad de ventilación es muy alta debido a la prematuridad que presenta, por lo que también es necesario una terapia en combinación con aporte del surfactante alveolar ya que coadyuva en la mejoría de la mecánica ventilatoria.

Evidencia actual: Sarmiento y otros, realizaron un estudio de los problemas asociados a la ventilación mecánica convencional, en el actual estudio, la incidencia de depresión al nacer fue baja, no así la proporción de casos con sepsis o bronconeumonía como causa de inicio de la ventilación, que fue más alta.14 Otro estudio realizado en Cuba muestra una supervivencia en recién nacidos de muy bajo peso ventilados, similar a la encontrada en éste.16

En países desarrollados, las estadísticas de supervivencia en recién nacidos de muy bajo peso o muy pretérminos (< 33 semanas) son variables, desde 74,8 hasta 93,2 %.17

Análisis final: En el hospital donde laboro y en muchos de los hospitales de México se da una alta tasa de infecciones asociadas al uso prolongado de la ventilación mecánica como lo es la sepsis neonatal, la bronconeumonía y la bacteria más encontrada es los estreptococos del grupo b, otras de las complicaciones con la cual nos encontramos es la displacía broncopulmonar debido el uso prolongado del ventilador.

hoy en día nos muestran variedades ventilatorias como el BAFO que suelen ser indicadas en ciertos pacientes en los cuales se necesitan frecuencias muy elevadas, debido a que son estrategias de rescate para mejorar la función pulmonar.

Conclusión: Es necesario invertir en realizar este tipo de estudios, donde indique si es mejor este tipo de ventilación o la VMC, ya que su uso es muy limitado y el costo beneficio es mayor. limitando la distención pulmonar, evitando volutrauma, conservando un peep adecuado, minimizando la presión, previniendo baro trauma.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.