Ventilación no invasiva postextubación en cuidados intensivos pediátricos

Autora: Dra.  Sofía Lexell Quezada Miriel


Bonora JP, et al. Ventilación no invasiva posextubación en cuidados intensivos pediátricos: estudio multicéntrico. Arch Argent Pediatr 2018.116(5):333-339.


Introducción: El fracaso de extubación es una complicación que aumenta la morbimortalidad. La ventilación no invasiva (VNI) demostró ser efectiva como tratamiento de soporte ventilatorio.

Métodos y Diseño: Observacional, retrospectivo, analítico y multicéntrico. Ingresaron todos los pacientes que requirieron VNI posextubación durante 2014 y 2015. Se denominó VNI de rescate la implementación por falla respiratoria aguda y VNI electiva, su aplicación en forma profiláctica. Se definió fracaso de la VNI la necesidad de intubación orotraqueal en las primeras 48 horas. Se compararon las características entre éxitos y fracasos, los tipos de VNI y se realizó un relevamiento del equipamiento utilizado. 

Resultados: Precisaron VNI de rescate 112 niños y VNI electiva, 143. Las tasas de éxitos fueron de 68,8% y 72,7%, respectivamente. Aquellos que fracasaron la VNI de rescate tuvieron una mortalidad mayor que aquellos con VNI exitosa. Se observaron más días de internación y de ventilación mécanica invasiva previa a la extubación en el grupo de VNI electiva. El diagnóstico más frecuente fue la infección respiratoria aguda baja en el niño sano.

Conclusiones: La utilización de VNI posterior a la extubación puede ser una herramienta útil para evitar el reingreso a ventilación mecánica invasiva. Los pacientes inmunocomprometidos y con antecedentes neurológicos tuvieron mayor fracaso. Los pacientes que fracasaron toleraron menos horas de VNI y presentaron mayor estadía en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Evidencia actual sobre el problema del estudio

  • Girault et al (2011), observaron que la VNIr fue beneficiosa en los pacientes con falla hipercápnica posextubación.
  • Mayordomo-Colunga et al (2010), observaron un 50% de éxitos en la VNIr postextubación y también describieron una mayor tasa de fracasos en los pacientes con antecedentes neurológicos y lo atribuyeron a la hipotonía faríngea e incapacidad de proteger la vía aérea adecuadamente.
  • Esteban et al (2004), demostraron, en un trabajo multicéntrico, una mayor mortalidad en los pacientes que requirieron VNIr versus la terapia convencional y atribuyeron este efecto a la demora en los tiempos de reintubación.

Principales problemas relacionados al estudio

La baja mortalidad registrada en la población estudiada no permitió observar la asociación con los tipos de fracasos. La naturaleza retrospectiva del trabajo lo condiciona a ser más susceptible a errores y sesgos. Además, al ser un estudio multicéntrico, se desconoce cómo se trató a cada paciente por su patología de base en cada una de las unidades participantes. Otra de las limitaciones de este estudio consiste en que no se trata de un trabajo aleatorizado y controlado, y carece de un grupo control de pacientes que no recibieron VNI para prevenir la reintubación.

Análisis final y conclusiones

La mayoría de los estudios coinciden en un alto porcentaje de éxito en el paciente que es tratado mediante VNI en el periodo mediato a la extubación. Quizá tendríamos otra perspectiva si hubiera estudios con grupo control, ya que en muchas unidades no se cuenta con dispositivos de VNI, sobre todo para pacientes preescolares, lo cual disminuye el éxito a la extubación. También hay que considerar que el esfuerzo respiratorio, la frecuencia respiratoria alta y las fugas de los pacientes pediátricos implican un desafío tecnológico importante en la evolución de los respiradores para poder responder a estas exigencias.

Categorías:Articulos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.